28 de enero de 2015

Medicamentos huérfanos



Presentación sobre enfermedades raras y medicamentos huérfanos, analizando el marco legal de los mismos tanto en la Unión Europea como en España, y citando algunos ejemplos de fármacos como:
  • Celecoxib para el tratamiento de la poliposis adenomatosa familiar.

  • Levetiracetam como anticonvulsivo para el tratamiento de la epilepsia juvenil mioclónica o síndrome de Janz.

  • Clorhidrato de ácido aminolevulínico (5-ALA) para la visualización de ciertos tumores cerebrales (gliomas malignos) durante la cirugía tumoral.

  • Somatropina (hormona del crecimiento humana) aplicada al tratamiento del Síndrome de Turner (Genotropin®) o del Síndrome Prader-Willi (Omnitrope®).

  • Paclitaxel, antitumoral inhibidor del huso mitótico, como tratamiento del Sarcoma de Kaposi asociado al SIDA.

27 de enero de 2015

21 de enero de 2015

Los barbitúricos y el origen de su nombre

Los barbitúricos o barbituratos son unas drogas derivadas del ácido barbitúrico que actúan como depresoras del SNC, produciendo un espectro amplio de efectos que varían desde la sedación moderada hasta la anestesia total. Además, son efectivos como ansiolíticos, hipnóticos y anticonvulsivantes, y poseen efectos analgésicos débiles. Tienen un riesgo elevado de adicción y abuso, y son potencialmente letales en sobredosis.

marilyn monroe barbitúricos barbiturates overdose death unclad body of star found on bed near empty capsule bottle

Dentro de esta categoría se encuentran el fenobarbital, el pentotal o tiopental (comercializado como sal sódica, y del que ya hablamos anteriormente en el blog), el pentobarbital (Nembutal®), el amobarbital (Amytal®) y el secobarbital (Seconal®).

barbituric acid phenobarbital thiopental

Su descubrimiento


El ácido barbitúrico (pirimidin-2,4,6(1H,3H,5H)-triona) es un compuesto orgánico derivado de la pirimidina que fue sintetizado por primera vez el 6 de diciembre de 1864 por el investigador alemán Johann Friedrich Adolf von Baeyer (1835-1917), discípulo de Robert Bunsen (que da nombre al conocido mechero), mientras estudiaba los cálculos renales y los compuestos derivados del ácido úrico.

Lo consiguió condensando urea (un producto de desecho de los animales) con ácido malónico (ácido dicarboxílico nombrado así por las manzanas - malum en latín), y lo definió como "un ácido con propiedades sedantes e hipnóticas". Posteriormente, el ácido malónico fue sustituido en la síntesis por dietilmalonato, un éster derivado del anterior, para evitar los efectos negativos derivados de la acidez del ácido carboxílico y su carboxilato no reactivo.

barbituric acid synthesis malonate malonic acid urea condensation
Síntesis del ácido barbitúrico mediante la condensación de malonato y urea.
Adolf von Baeyer además sintetizó por primera vez en 1871 la fenolftaleína mediante condensación del anhídrido ftálico con dos equivalentes de fenol. La fenolftaleína es un indicador muy empleado en química para titulaciones ácido-base, ya que vira de color transparente en medios ácidos a color rosa en medios alcalinos.


Los orígenes de su nombre


Existen varias teorías sobre cómo la sustancia obtuvo su nombre: la primera (y más probable) sostiene que Baeyer y sus colegas fueron a celebrar su descubrimiento a una taberna donde la Guarnición de Artillería local se encontraba celebrando la festividad de Santa Bárbara, la santa patrona de los artilleros. Se cuenta que un oficial de artillería que allí se encontraba bautizó la nueva sustancia amalgamando las palabras "Bárbara" y "urea".

La segunda teoría cuenta que Baeyer sintetizó el compuesto químico a partir de la orina recolectada de una camarera de Múnich llamada Barbara, y una tercera hipótesis añade que una tal Bárbara (probablemente la misma camarera que aportó la materia prima) era, también, la novia o pareja sentimental del químico en aquella época.

Sin embargo, no se descubrió una sustancia derivada del ácido barbitúrico que tuviera utilidad en clínica hasta 39 años después, en 1903, cuando dos químicos alemanes, Emil Fischer y Joseph von Mering, que trabajaban en el laboratorio Bayer encontraron que el barbital (5,5-dietilpirimidin-2,4,6(1H,3H,5H)-triona) era efectivo como sedante en perros. Este compuesto se comercializó por el laboratorio como Veronal®, un nombre propuesto por von Mering por la ciudad más tranquila que conocía: Verona.

veronal
Estructura química del barbital.


Estrellas que se apagaron por sobredosis de barbitúricos


Como macabra curiosidad cinéfila, varios actores de cine perdieron la vida por culpa de una sobredosis accidental o intencionada de barbituratos, como la ex-pareja de James Dean Pier Angeli, la protagonista de "Al final de la escapada" (À bout de souffle, Jean-Luc Godard) Jean Seberg mezclándolos con alcohol, Judy Garland con secobarbital y la sex symbol del cine por excelencia Marilyn Monroe.

al final de la escapada jean-paul belmondo jean seberg new yorh herald tribune michel patricia Jean-Luc Godard french new wave nouvelle vague

Fuentes:
Wikipedia: Adolf von Baeyer
Nobel Media AB (2014): Adolf von Baeyer - Biographical. Nobelprize.org

Esta entrada participa en el XLIV Carnaval de Química alojado en el blog de Melquíades de @waltzing_piglet.


6 de enero de 2015

El ibuprofeno, ¿la fuente de la vida eterna?

La vida eterna, esa promesa que nos venden algunas religiones, o la fuente de la juventud soñada por el conquistador Juan Ponce de León podría encontrarse más cerca de lo que creemos. Concretamente, en el botiquín de tu casa y en forma de comprimidos recubiertos de 600 mg a precio de genérico, porque el principio activo se descubrió y patentó en 1961.

comprimidos blister tablets pastillas ibuprofen ibuprofeno

Recientemente, la revista de acceso público PLOS Genetics publicó un artículo escrito por Chong He, Michael Polymenis y otros investigadores de la Universidad A&M de Texas y el Instituto Buck de California en el que afirman que el ibuprofeno podría aumentar la longevidad.

Los científicos realizaron un experimento que consistía en administrar en el laboratorio dosis regulares del fármaco comparables a las que podría consumir un humano a lo largo de la vida en varios modelos de fácil crecimiento: la levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae), un gusano nematodo (Caenorhabditis elegans) y la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster).

El resultado fue una expansión de la esperanza de vida de las tres especies animales en comparación con los controles: la esperanza fue un 17 % mayor en el caso de la levadura, y un 10 % en el caso de los gusanos y las moscas, mostrando además estos tres organismos un estado de salud objetivamente mejor en comparación al su respectivo grupo control.

El mecanismo detrás de este efecto podría ser la disminución de la absorción del aminoácido esencial triptófano por parte del ibuprofeno mediante la desestabilización de la permeasa Tat2p, que es la proteína de membrana involucrada en el transporte del triptófano, un aminoácido esencial componente de las proteínas, hacia el interior de las células. De esta forma, se observa una disminución del 15 % en los niveles de triptófano en las células.

high jackman the tree of life the fountain darren aronofsky la fuente de la vida árbol juventud
Así imaginó Darren Aronofsky la Fuente de la Juventud.
En realidad, estaba en nuestra propia casa. Y no era tan bonita.
El ibuprofeno o ácido (RS)-2-(4-isobutilfenil)propanoico es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) con propiedades antipiréticas de uso muy extendido, que, además de aumentar la esperanza de vida en los citados organismos, ha demostrado disminuir el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la edad como el Alzheimer. La aspirina (ácido acetilsalicílico) o el naproxeno por su similitud en el mecanismo de acción podrían mostrar también la capacidad de alargar la expectativa de vida en gusanos y otros organismos.

(RS)-2-(4-(2-methylpropyl)phenyl)propanoic acid ibuprofen advil nurofen chemical structure drosophila melanogaster
Estructura química del ibuprofeno
(ácido (RS)-2-(4-isobutilfenil)propanoico).

¿Significa esto que el ibuprofeno puede alargar la vida de las personas?


Respuesta corta: no. Pero lo interesante de este experimento es que se observaron efectos iguales en diferentes reinos animales, lo que podría llegar extrapolarse a mamíferos o incluso a los humanos. Algunos detractores ya han puesto en evidencia que la dosis de este derivado del ácido propiónico equivalente en el Homo sapiens sería de 400 mg/día, dosis que está asociada a efectos secundarios indeseables como hemorragias gastrointestinales.

Sin embargo, teniendo en cuenta el ámbito del desarrollo de fármacos y la impresionante inversión que realizan los laboratorios farmacéuticos para descubrir, testar y llegar a dar el visto bueno a una sustancia, el empleo de una molécula ya sintetizada y comercializada durante décadas para un experimento como este minimiza los costes relacionados con el desarrollo de novo de un fármaco nuevo potencialmente tóxico.

Los AINEs son extremadamente apropiados para estos estudios, ya que la inflamación y el envejecimiento están íntimamente relacionados, aunque la causa y el efecto por el momento no se conocen.

Fuentes: